Archivo de la categoría: Frutos secos

Coca de Sant Joan

Llevaba mucho tiempo sin dedicarle una entrada a una receta de cocina y ésta es muy especial para mí.

Me recuerda a mi infancia, a mi querida Cerdanyola del Vallès, a mis amigos, las hogueras de Sant Joan, las noches de verano, los días que parecían eternos, a la panadería donde trabajaba mi madre y me pasaba horas por gusto viendo hacer las masas y ayudando por placer…

En este caso la receta es vegana y la he adaptado de Delantal de Alces y la crema pastelera es la que preparo para la tarta de manzana que podéis encontrar aquí.

Es la primera vez que preparo coca de Sant Joan pero me ha gustado el resultado y seguramente la volveré a preparar aunque añadiré algo más de azúcar (unos 20-30 grs.) e intentaré que salga más bonita.  Aunque en la receta original no viene, le he añadido: ralladura de naranja, jengibre y cúrcuma (de ahí el color) y más agua de azahar.
La espiral (símbolo siempre presente en mi vida) es de semillas de amapola.

Mi experimento:

Si os animáis a prepararla me gustaría ver alguna foto ^_^

Maka

Anuncios

Magdalenas integrales veganas

Ayer tarde preparé unas deliciosas magdalenas integrales veganas. Sí, tenía antojo… ^_^

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

La receta no es mía, es de la revista Cocina Vegetariana. La comparto con vosotros porque me parece una buena receta base. Cada cual que las adorne o rellene como más le guste.

Ingredientes para 24 unidades (a mí me han salido 12 ¿?):

1,5 tazas de harina de trigo (yo integral), 1 taza de leche de soja (o la leche vegetal de vuestra preferencia), 1/3 taza de aceite de girasol, 1/2 taza de azúcar moreno, 1 cucharada de azúcar avainillado, 1/4 de cucharadita de sal y 2 cucharaditas de levadura en polvo.

Preparación:

– Precalentar el horno a 180ºC. Poner los moldes de papel para magdalena en una bandeja para magdalenas.

– Mezclar el aceite con el azúcar, hasta que quede una masa ligera.

– Añadir el azúcar avainillado y la leche. Remover bien.

– Incorporar la harina, la levadura, la sal y batir muy bien, hasta que quede una masa suave y esponjosa, sin grumos.

– Llenar los moldes hasta los 2/3 de su capacidad y hornear durante 20 minutos aproximadamente.

– Pasado este tiempo. Sacar, si ya están hechas (para saberlo podemos pincharlas con cuidado con una aguja de punto o algo similar; si sale limpia están en su punto), y dejar enfriar.

Las hice de dos variedades a partir de esta receta base: con gotas de chocolate negro y con nueces.

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

Os animo a que la probéis, ¡buenísimas!

Maka

Papas en ajopollo

Patatas y coliflor en ajopollo

El ajopollo es una receta tradicional andaluza, probablemente de la gastronomía almeriense o granadina y extendida al resto de Andalucía. Se trata de una salsa o majado de algunos ingredientes que, efectivamente contiene ajo pero, a pesar del nombre, no hay presencia de pollo. ¿Y a qué se debe el nombre? Según he leído, en épocas de escasez y hambre las familias se alimentaban con lo poco que tenían. Se preparaban las ‘papas en ajopollo’ y mientras los niños iban comiendo las patatas en busca del pollo, iban apaciguando su hambre, acabándose el plato con la ilusión de encontrarlo…

  • Aunque hay distintas variedades yo las he preparado con los siguientes ingredientes (para 4 personas): 1 kg de patatas, 6 dientes de ajo, 1 cebolleta, 1 puñadito de almendras crudas sin cáscara, AOVE (cantidad necesaria), azafrán en polvo, cúrcuma, perejil fresco, caldo de verduras (o agua) y sal.
  • Preparar las papas al ajopollo es muy fácil:

Pelamos y cortamos las patatas en trozos, reservamos en un bol cubiertas de agua. Vamos calentando el caldo y pelamos los dientes de ajo y los dejamos enteros. También limpiamos y picamos la cebolleta.

En una cazuela ponemos un fondo de aceite y freímos las almendras y los dientes de ajos enteros hasta que empiecen a tomar color y reservamos en un mortero. En el aceite que queda en la cazuela pochamos la cebolleta picada. Mientras, majamos en el mortero los ajos y las almendras junto a una cucharada de perejil picado y un poco de sal hasta obtener una pasta. Cuando la cebolla esté transparente añadimos las patatas escurridas, las removemos durante un par de minutos. Por encima ponemos el majado, el azafrán en polvo, la cúrcuma y un poco de sal. Revolvemos todo y enseguida cubrimos, al ras, con el caldo caliente. Esperamos a que hierva y bajamos el fuego, dejando hacer hasta que las patatas estén tiernas y espese la salsa. Rectificamos de sal y servimos.

Yo le he añadido unos arbolitos de coliflor y le da un toque al plato buenísimo, además de enriquecerlo nutricionalmente, claro. Si vosotros también queréis hacerlo podéis agregarlos a la cazuela al mismo tiempo que las patatas.

Este plato no sería lo mismo sin añadirle unas gotas de vinagre de manzana, o el de vuestra preferencia, justo en el momento de tomar bien calentito. Y, para acompañarlo, nada mejor que una rebanada de un buen pan!

¡Que os aproveche y disfrutéis del Invierno!!

Maka

Junio

Comienza uno de los meses más bonitos, para mí.

El tiempo ha estado hoy bastante inestable y ha caído una buena granizada, como podéis ver:

Granizo

En Junio se celebra una de las fiestas más mágicas del año, además de empezar el buen tiempo: la llegada del Verano.

He encontrado un poema que quiero compartir con vosotros:

“Junio” de Octavio Paz

Bajo del cielo fiel Junio corría
arrastrando en sus aguas dulces fechas…

Llegas de nuevo, río transparente,
todo cielo y verdor, nubes pasmadas,
lluvias o cabelleras desatadas,
plenitud, ola inmóvil y fluente.

Tu luz moja una fecha adolescente:
rozan las manos formas vislumbradas,
los labios besan sombras ya besadas,
los ojos ven, el corazón presiente.

¡Hora de eternidad, toda presencia,
el tiempo en ti se colma y desemboca
y todo cobra ser, hasta la ausencia!

El corazón presiente y se incorpora,
mentida plenitud que nadie toca:
hoy es ayer y es siempre y es deshora.

No falla. Llueve y me apetece cocinar. Es raro que no me apetezca pero con lluvia gusta más preparar en el horno. Así que para disfrutar en esta tranquila tarde de domingo, he preparado una tarta de limón y pasas (con un poquito de choco y pistachos). Y fijaros que Magia tiene este mes que cuando la he desmoldado para cortarla, ¡ha salido un Sol estupendo! Rápidamente he cogido la cámara, claro, con la intención de aprovechar la luz dorada que entraba por la ventana para mostraros la tarta:

Tarta de limón y pasas

 

 

Tarta de limón y pasas_detalle

 

 

Sed felices.

Maka

 

Romesco

En la última entrada os hablaba de una salsa típica de México, hoy os traigo una salsa tradicional catalana, en concreto, de Tarragona (España).

Según las fuentes consultadas, el Romesco nació en un ambiente marítimo, sobre el siglo XV aproximadamente, para elaborar la caldereta marina. Según el lingüista catalán Joan Coromines i Vigneaux, la palabra proviene del mozárabe (o romance andalusí, un conjunto de hablas romances que hablaban los habitantes del sur de la Península Ibérica entre los ss VIII-XIII) y vendría de remescolar que significa mezclar y remover varias cosas.

Hay muchas variedades, según los gustos de quién lo prepare, pero tiene los siguientes ingredientes básicos: tomates rojos y cabeza de ajos escalibados (asados), almendras tostadas, aceite, ñoras secas (o pimiento choricero; se remojan unas horas en agua para que su carne se ablande), pimienta negra, vinagre, pimentón dulce y sal. Hay quien también le añade avellanas tostadas, como yo. También le añado unas rebanadas de pan frito para que tenga más cuerpo, una pizca de pimentón dulce y sustituyo la pimienta por guindilla seca porque me gusta que tenga un toque más picante.

La preparación consiste en realizar una picada de los ingredientes. Primero, freír los frutos secos y majar en el mortero. Segundo, añadir el ajo (se habrá convertido en una pasta muy olorosa tras el asado), los tomates (quitar la piel y la parte del rabito), una o dos guindillas y las ñoras, que tras el remojo ya estarán blandas. Tercero, freír el pan y remojar con un poco de vinagre, añadir también al mortero y mezclar. Por último, añadir aceite hasta que liguemos la salsa, el pimentón dulce y sal. Las cantidades son al gusto. Si prefieres hacer la salsa de manera más rápida, añade todos los ingredientes en un bol y tritura con la batidora, así también conseguirás una salsa más fina.

Es aconsejable dejar reposar unas tres horas al menos pero estará exquisito preparado con un día de antelación. Se guarda refrigerado y dura varios días.

© 2013. Todos los derechos reservados por Maka.  "Romesco".
© 2013. Todos los derechos reservados por Maka. “Romesco”.

El Romesco acompaña platos de pescado, carne y vegetales. Uno de los platos más famosos son los calçots, aunque hay quien los acompaña de Salvitxada, una versión ligeramente diferente, originaria de Tarragona, preparada con menos ñoras y más tomate, también con ajo crudo además del asado.

<Podéis consultar los libros:

SOLÉ I TORNÉ, DAVID. “El Romesco: història, tècniques i receptes”.

MIRALPEIX, ASSUMPTA.”Aqui hi ha teca! Receptes de cuina catalana amb història” .

 

¡Estos días de reuniones familiares no nos faltará el Romesco en la mesa!

Sed felices.

Maka