Archivo de la categoría: Cultura ecológica

JABONERA CON RAMAS II

Hace unos meses publicaba esta entrada con la jabonera de ramas que había creado. Hoy os enseño otra jabonera que hice el pasado mes de Marzo en forma de Pentagrama invertido, uno de mis símbolos favoritos.

Clicando las imágenes podréis verlas a mayor tamaño en mi página web Encuadres de Ligeia Eterna.

Maka

Anuncios

Jabonera con ramas

Estoy publicando muy pocas cosas en estos últimos meses pero me he propuesto trabajar más en el blog y aportarle entradas interesantes.

Probablemente esta sea la última publicación del año y se trata de una jabonera de ramas secas recogidas en el bosque y trenzadas con hilo de cáñamo. Más natural y sencilla creo que no es posible ^_^

Clicando las imágenes podréis verlas a mayor tamaño en mi página web Encuadres de Ligeia Eterna.

Jabonera de ramas (I)

Jabonera de ramas (II)

Jabonera de ramas (III)

Aprovecho para desearos un buen Solsticio de Invierno y buena entrada al nuevo año que se aproxima.

Maka

Jabón de leche materna

Desde que nos embarazamos Roberto y yo supe que le haría este jabón a Egan. Es el último jabón del 2015 creado bajo el influjo del último y especial Plenilunio de las Noches Largas, durante Yule

Se trata de un jabón de Castilla (aceite de oliva) con leche materna, agua de arroz y oleato de Manzanilla, sin aceites esenciales ni colorantes. Tiene esta forma tan bonita porque le di otra vida a un envase de queso fresco antes de llevarlo al contenedor de reciclaje ^_^

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

Ahora sólo esperar unos meses a que cure para que la piel de Egan lo disfrute!!

Y vosotros, ¿realizasteis algo especial durante la última Luna Llena del año?

 

Os deseo un 2016 tan creativo, o más, que este 2015 que casi se nos va.

Gracias por vuestro interés y seguimiento.

¡Que nunca nos falten Amor, Salud y Magia!

¡¡Hasta el año que viene!!

Maka

Toallitas húmedas para bebé caseras

Hola!

En esta entrada os hablo de las toallitas húmedas que he preparado para mi bebé. Ya falta muy poco para su nacimiento y le he ido haciendo los productos de higiene que va a necesitar.

Después de mucho investigar, para evitar utilizar las toallitas húmedas comerciales llenas de químicos, he llegado a la que para mí puede ser la receta definitiva. Muy fácil, económica y, sobre todo, respetuosa con la piel más sensible y con el Medio Ambiente.

Pues bien, lo primero que vamos a necesitar es un rollo de cocina blanco (no usaremos papel higiénico porque es demasiado fino y se deshará cuando lo empapemos). Lo cortamos por la mitad con un cuchillo bien afilado y limpiaremos los bordes de los trozos de papel que queden hasta dejarlo liso. A continuación, lo introducimos en un envase hermético al tamaño del rollo. Ahora es el momento de proceder a preparar la solución limpiadora con la que empaparemos el papel para conseguir que el papel sea húmedo. He visto varias recetas por Internet que podrían ser válidas pero me he decantado por la que os detallo a continuación porque es la que me ha parecido más suave para un bebé recién nacido, aunque con el tiempo preparé otra con aceites esenciales para poder beneficiarnos de sus maravillosas cualidades. Por ahora he probado ésta con unos increíbles resultados.

Necesitamos: 2 vasos de agua hervida y dejada enfriar, una cucharada de jabón neutro en polvo (en mi caso he utilizado Jabón de Castilla que preparé hace unos meses exclusivamente para mi bebé y que es de una calidad extraordinaria. Tengo pendiente una entrada para hablaros de este tipo de jabón y de sus propiedades), una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de vinagre de manzana. Para conseguir la solución limpiadora únicamente tenemos que mezclar muy bien los ingredientes para integralos. Conseguido esto, añadimos, poco a poco, sobre el rollo de papel hasta humedecerlo por completo. Movemos el envase para que el líquido penetre bien por todas partes. El excedente, si lo hubiera, lo escurrimos. Para terminar, con mucho cuidado, quitamos el cartón central del rollo de papel, una vez que esté bien empapado, y así podremos ir sacando las toallitas desde el interior. Mantener cerrado herméticamente mientras no se utiliza para que no se sequen. ¡Listo!

¿A que es fácil? Yo las he ido recortando y superponiendo unas a otras porque probé de la manera anteriormente mencionada pero me parece más cómodo para cogerlas ésta otra, también un poco más laboriosa…

El resultado:

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.
© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

¿Os animáis a prepararlas y compartir en Cuina Ars Magica vuestros resultados y apreciaciones?

¡Un saludo y hasta pronto!

Maka

Oleato* de Caléndula

Fueron los romanos los que la bautizaron con este nombre, en latín “calendas” que designaba el primer día del mes. La Caléndula florece todos los meses del año, incluso en Invierno, generalmente a principios del mes, por ello este nombre. También llamada botón de oro, corona de rey, caldo, chinita, flamenquilla, flor de difunto, maravilla o rosa de muertos. Era utilizada por griegos y, con anterioridad, ya era conocida por los hindúes y los árabes por sus cualidades terapéuticas.

Es una planta de la familia de las asteráceas, con llamativas flores anaranjadas que empezó a cultivarse en Europa en el s. XII y en algunos lugares crece de forma espontánea en plena naturaleza.

Algunos de los principios activos que posee son: aceites esenciales, flavonoides, saponinas, mucílagos y sustancias amargas como la calendina. Éstos le confieren unas cualidades excepcionales y por ello su usos son culinarios, cosméticos y medicinales, además de ornamentales, por supuesto. Con los pétalos secos bien triturados podemos preparar infusiones y usarlos como colorante para los alimentos, de ahí que se conozca como “el azafrán de los pobres”. Los pétalos frescos se consumen en ensaladas y otros platos, aportando un sabor un tanto picante, y está muy valorada por su olor y colorido.

Cuando incorporamos esta planta a nuestra vida es muy fácil comprender por qué es conocida como Maravilla. En estos días he filtrado la maceraciones que preparé hace unos meses y ya he puesto otra tanda ^_^ .

¡Es uno de mis imprescindibles y no puede faltarme!

Macerando Caléndula

Sus propiedades medicinales y cosméticas son innumerables, entre otras: vulneraria, cicatrizante, desinflamatoria, desinfectante, para lavar la piel dejándola muy limpia y fina, para aclarar el cabello rubio, para acabar con las verrugas, el acné, la urticaria, curar quemaduras, suavizar durezas, etc, etc.

 

 

 

 

 

 

Una vez que la pruebas, ¡quedas absolutamente enganchado a sus beneficios!!

Oleato de caléndula

* Recordad que ya os hablé de los oleatos aquí y aquí!

 Maka

Jabón negro

El día que leí la entrada de Ajedrea Cosmética Natural, pensé:

¡¡este jabón lo tengo que hacer yo!!

Y, efectivamente, me puse manos a la obra con él y, ¡este es el resultado!

Jabón negro

Es una auténtica maravilla, la piel se queda aterciopelada y limpísima de impurezas y yo, que tengo una piel muy sensible, tras usarlo no he necesitado ni crema hidratante…

¡os lo recomiendo! ^_^

Maka

 

Jabón líquido para lavar

Hoy he preparado otra tanda de jabón líquido para lavar y como estoy muy contenta con el resultado quiero compartir con vosotros la receta que utilizo. Por supuesto, todo es mejorable y espero vuestras recomendaciones.

Ingredientes: 20 grs de jabón en escamas y 1 cucharada de bicarbonato de sodio por cada litro de agua.

Preparación: poner a calentar la cantidad de agua deseada en una olla. Cuando esté bien caliente separar tres o cuatro vasos en un recipiente y añadir el bicarbonato que corresponda, remover bien (yo uso una cuchara grande de madera). Ya podemos añadir las escamas a la olla, remover de vez en cuando, dejando que hierva durante unos minutos. Comprobaréis que poco a poco las escamas se van disolviendo y se crea bastante espuma.

preparación jabón líquido

Quitar del fuego, añadir el agua con bicarbonato y remover para integrar bien todo. Dejar enfriar y envasar.

Tendréis jabón para muchos lavados!!

Recomendación: el jabón está hecho con aceite de oliva y girasol usado. Os aconsejo hacer una buena cantidad de jabón, dejar curar unos días cortado a trozos grandes y rallarlo (si esperamos a que endurezca más luego cuesta y si encima tienes que rallar mucha cantidad, ufff…os lo digo por experiencia…). Yo guardo las escamas en bricks reciclados tapados con film y una goma o botes de cristal y cuando necesito jabón líquido ya lo tengo listo para seguir el proceso anteriormente descrito.

Podéis usarlo para ropa blanca, de color y negra, incluso para ropa muy sucia, ¡ya veréis el poder de limpieza que tiene! A mí me queda estupenda, limpia y suave, por lo que no uso suavizante de ningún tipo pero, si echas de menos que tenga olor, puedes poner en el cajetín de la lavadora junto a la cantidad de jabón que vayas a utilizar en el momento, unas gotitas de tu aceite esencial favorito, ¡ojo! unas gotas son 2 o 3. También podemos añadir el aceite esencial al jabón antes de envasarlo cuando ya esté frío y remover bien.

jabón líquido para lavar

Esta garrafa de aceite ecológico es un regalo para mi tía en agradecimiento por acordarse de darme su aceite usado. Ella no tiene que molestarse más por él y yo le busco utilidad. ^_^

Es impresionante lo poco que se requiere para hacer este jabón… no dejo de sorprenderme cada vez que hago el proceso de transformación de materias, el proceso alquímico… Es una manera perfecta de reciclar este elemento tan contaminante, de cuidarnos sin productos químicos muy nocivos para nuestra piel y, además, es más económico, ¿qué más se puede pedir?

¡¡Ser respetuosos con la Naturaleza es muy fácil y todo son ventajas!!

Maka