Velas de masaje

Desde que hice el jabón Tantra tuve claro que quería una vela de masaje con el mismo aroma; y mi deseo lo he hecho realidad.

Ingredientes: cera de soja, manteca de karité, aceite de coco y aceites esenciales de canela, clavo, incienso, ylang ylang

Se prende la mecha, dejamos caer la cera sobre la piel (no quema) y extendemos dando un masaje.

La piel se queda profundamente hidratada, suave y muy perfumada.

Por momentos el recuerdo de una fragancia, de la blancura de un pecho, me atraviesa unánime, y sé que si me encontrara otra vez junto a ella desfallecería de amor; pienso que no me importaría pensar que ha sido poseída por muchos hombres y que si me encontrara otra vez junto a ella, en esa misma sala azul, yo me arrodillaría en la alfombra y pondría la cabeza sobre su regazo, y por el júbilo de poseerla y amarla haría las cosas más ignominiosas y las cosas más dulces.
“El juguete rabioso” (1926),  Roberto Arlt

Maka

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.