Sales de baño I

Desde la antigüedad se conocen las virtudes terapéuticas del agua de mar. Hipócrates, Celso, Galeno y Avicena recomendaban los baños con agua salada para recuperar la salud perdida.
En 1753 el médico Richard Russel publicó el primer tratado médico de curas marinas, “The Uses of Sea Water”.
La descripción más temprana conocida hasta el momento sobre los diferentes tipos de sales, usos y métodos de extracción fue publicada en China alrededor del 2700 A.C.

El baño con sales tiene grandes beneficios para la salud: mejora la circulación; reduce el estrés; favorece el sueño, el descanso y la concentración; recomendado para estados depresivos ya que genera un estado de ánimo optimista; recomendable para calambres, tensiones musculares e inflamaciones de las articulaciones aliviando los dolores; dilata los poros limpiando la piel en profundidad eliminando sudor y toxinas facilitando la absorción de minerales y nutrientes que suavizan la piel, mejoran las irritaciones cutáneas y aportan efectos medicinales al organismo.
Cuando se combinan las sales de baño con la Aromaterapia se obtienen excelentes resultados para la salud y el bienestar.

En la próxima entrada os hablaré de las características de las sales de baño que he preparado.

Maka

Anuncios