Papas en ajopollo

Patatas y coliflor en ajopollo

El ajopollo es una receta tradicional andaluza, probablemente de la gastronomía almeriense o granadina y extendida al resto de Andalucía. Se trata de una salsa o majado de algunos ingredientes que, efectivamente contiene ajo pero, a pesar del nombre, no hay presencia de pollo. ¿Y a qué se debe el nombre? Según he leído, en épocas de escasez y hambre las familias se alimentaban con lo poco que tenían. Se preparaban las ‘papas en ajopollo’ y mientras los niños iban comiendo las patatas en busca del pollo, iban apaciguando su hambre, acabándose el plato con la ilusión de encontrarlo…

  • Aunque hay distintas variedades yo las he preparado con los siguientes ingredientes (para 4 personas): 1 kg de patatas, 6 dientes de ajo, 1 cebolleta, 1 puñadito de almendras crudas sin cáscara, AOVE (cantidad necesaria), azafrán en polvo, cúrcuma, perejil fresco, caldo de verduras (o agua) y sal.
  • Preparar las papas al ajopollo es muy fácil:

Pelamos y cortamos las patatas en trozos, reservamos en un bol cubiertas de agua. Vamos calentando el caldo y pelamos los dientes de ajo y los dejamos enteros. También limpiamos y picamos la cebolleta.

En una cazuela ponemos un fondo de aceite y freímos las almendras y los dientes de ajos enteros hasta que empiecen a tomar color y reservamos en un mortero. En el aceite que queda en la cazuela pochamos la cebolleta picada. Mientras, majamos en el mortero los ajos y las almendras junto a una cucharada de perejil picado y un poco de sal hasta obtener una pasta. Cuando la cebolla esté transparente añadimos las patatas escurridas, las removemos durante un par de minutos. Por encima ponemos el majado, el azafrán en polvo, la cúrcuma y un poco de sal. Revolvemos todo y enseguida cubrimos, al ras, con el caldo caliente. Esperamos a que hierva y bajamos el fuego, dejando hacer hasta que las patatas estén tiernas y espese la salsa. Rectificamos de sal y servimos.

Yo le he añadido unos arbolitos de coliflor y le da un toque al plato buenísimo, además de enriquecerlo nutricionalmente, claro. Si vosotros también queréis hacerlo podéis agregarlos a la cazuela al mismo tiempo que las patatas.

Este plato no sería lo mismo sin añadirle unas gotas de vinagre de manzana, o el de vuestra preferencia, justo en el momento de tomar bien calentito. Y, para acompañarlo, nada mejor que una rebanada de un buen pan!

¡Que os aproveche y disfrutéis del Invierno!!

Maka

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s